Tratado de los animales de Condillac

Tratado de los animales, Ediciones del Signo
Traducción y estudio preliminar de Jorge Martin y Gonzalo Villafañe

 

El interés por el estudio de los animales atraviesa toda la historia de la filosofía occidental, desde los presocráticos hasta los pensadores actuales. En este contexto, el Tratado de los animales (1755) de Étienne Bonnot de Condillac ocupa un lugar fundamental por su enfrentamiento con la tradición cartesiana, y en particular con el reconocido naturalista Georges-Louis Leclerc, conde de Buffon. Es importante tener en cuenta que para estos ilustrados, la temática animal no es un fin en sí mismo sino una simple excusa para hablar del hombre, del conocimiento, de la libertad e incluso de Dios. Se relaciona con el estudio del cogito y busca aclararlo, pero encarado desde la perspectiva de lo otro, de lo que está más allá de sus límites, como es el caso de los dementes, los niños, los salvajes y los que padecen diversas limitaciones físicas. Es por este motivo que se percibe tanta pasión en esta discusión del siglo XVIII, ya que no se estaba debatiendo únicamente sobre asuntos biológicos o naturales sino también acerca de las más cruciales cuestiones antropológicas, metafísicas, éticas y teológicas que marcarían la reflexión filosófica posterior.

Esta traducción -la primera que aparece en lengua castellana- es el resultado de una investigación realizada por los profesores Jorge Martin y Gonzalo Villafañe en el marco de la cátedra de Historia de la Filosofía Moderna de la Facultad de Filosofía, Letras y Estudios Orientales de la Universidad del Salvador.

 

Blog de la Escuela de Filosofía de la USAL

Este espacio es una extensión de la Escuela de Filosofía de la Universidad del Salvador, destinado a docentes, estudiantes y a todo el público en general, interesado en la lectura de contenidos filosóficos.

 

Mujeres en la historia del pensamiento

Durante el mes de marzo, la Escuela rendirá homenaje a las mujeres de la Filosofía, retratando nombres que muchas veces han sido olvidados o silenciados en la historia del pensamiento.